Otro año más llega el Black Friday. Esta vez, ansiado y temido por grandes y pequeñas empresas. Si tienes un comercio local, seguramente a causa la situación que ha provocado la covid-19 estarás ahogado y hablar de descuentos es lo que menos necesita tu negocio. Ahora bien, el ‘temido’ Black Friday ya no es solo para grandes empresas.

A continuación, desde TorenoAvanza te proponemos consejos y acciones que puedes aplicar a tu negocio para sobrevivir a los tiempos actuales cuidando a tus clientes y atrayendo a nuevos.

1. Promoción, promoción, promoción

Cada Noviembre nos bombardean con los grandes campañas de descuentos, el cliente tiende a irse a las grandes superficies en las que encontrará prácticamente de todo y podrá comparar y decidir. ¿Cómo hacerle frente desde mi pequeña tienda? Para que nuestro negocio atraiga y retenga al cliente, debemos esforzarnos el doble, además de con una reducción de precios muy atractiva, con campañas que anuncien todo esto y sean visibles en nuestra zona de acción, Facebook Adds por ejemplo, nos permite hacer campañas en un entorno cercano de 3 km a la redonda e invirtiendo lo que nuestro bolsillo nos permita. Funcionan fenomenal estos anuncios en redes sociales pero, ojo! hay que elegir bien el target y qué publicamos según en qué red nos movamos.

Tendrás que diseñar banners y complementos para que tu promo resulte clara y visible. Además, puedes configurar el carro de compra para añadir ofertas en productos complementarios, etc.

En el ámbito offline, además de preparar tu tienda para el Black Friday, tendrás que anunciarlo mediante carteles, folletos, anuncios en prensa, etc. Aprovecha para hacer limpieza del stock sobrante o liquidar aquellos artículos que deseemos sacar del almacén, aquellos que sufrirán menos por estar rebajados. Recuerda que según la Asociación de Consumidores siempre debe figurar el precio anterior y el reducido.

2. Cómo crear expectación de venta

El FOMO o Fear Of Missing Out es un concepto acuñado por la neurociencia que hace referencia al miedo a perderse algo que los demás están experimentando y tú no. Te identifiques o no con este concepto, tienes que retenerlo porque es muy común en la mayoría de los jóvenes menores de 30 años, y parte de la población.

Esta ansiedad por la inmediatez e instantaneidad que sufrimos gran parte de la sociedad es lo que aprovechan muchos negocios en sus estrategias de marketing.

Generar ese hype o expectación en tus anuncios sobre promociones futuras, lanzamientos y otras acciones de rebaja de precios o descuentos es lo que crea un vínculo entre el consumidor/usuario y tu marca.  Es ideal para retener su atención.

Así pues, estrategias de inbound marketing como puede ser el envío masivo de correos electrónicos y móvil, publicaciones en redes sociales anunciando las campañas o la generación de contenido de calidad, será lo que alimente esas ganas de comprar tus productos o saber más sobre tus acciones.

Aprovecha las compras por impulso creando campañas con mensajes como “Oferta válida hasta fin de existencias” o “Stock limitado”. Es una estrategia cada vez más empleada que puede beneficiar a tu comercio local en eventos como el Black Friday.

3. Si no puedes contra Amazon, únete a él

Los ecommerce son tiendas de tiendas que permiten a los compradores localizar productos de diferentes proveedores desde una única web (Amazon, Zalando, Fnac o Aliexpress,…). Aquí todos los vendedores tienen cabida con la consiguiente competencia feroz, sin embargo, estos se benefician de ofrecer a los consumidores un único lugar donde ver sus artículos favoritos, comparar precios y leer opiniones de otros clientes. Si no disponemos de una tienda online propia podemos comercializar nuestros productos a través de Amazon, por ejemplo, y esto puede ser una gran estrategia durante los días de rebajas. Darse de alta es muy sencillo.

4. Aprovecha el ambiente

Si no podemos competir con los grandes descuentos de los gigantes de las ventas, una buena forma de rentabilizar el Black Friday en tu pequeño comercio es a través del servicio al cliente. Aprovecha el clima de consumismo que se vive esos días, los clientes estarán más receptivos a escucharnos, a entrar en comercios porque ya nos rondan las compras navideñas. Debes dar lo mejor de ti, estar atento/a e identificar las posibles necesidades de cada persona. Puedes hacer demostraciones en vivo de productos, dar a probar algo nuevo, ofrecer charlas, exposiciones, un vino en tu tienda o incluso crear alianzas con otros locales de la zona para impulsar las ventas.

5. No tienes porqué rebajar los precios

La imaginación es el arma más poderosa. Plantea una estratégia comercial diferente. Organiza un concurso entre tus clientes durante los días previos, o un sorteo de un producto. Esta es una gran forma no solo de anunciar nuestro comercio, sino también para crear o aumentar la base de datos de clientes. Anúncialo y promocionalo en tus redes sociales, o directamente en el escaparate de tu tienda.  Otra opción es añadir un regalo o entregar un vale descuento. También es buena técnica, la venta cruzada que consiste en apoyar una venta con otras adicionales de productos relacionados. Si vendemos unos guantes, podemos intentar vender una bufanda o un gorro.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir un comentario